© 2018 Todo Los Derechos Reservados By CAFHU PERÚ LTDA.

  • Facebook - Círculo Negro
  • Negro del icono de Instagram

CAFÉS ESPECIALES?...

¿Qué hace que nuestro café sea de especialidad? Es la interacción de personas apasionadas y capacitadas, que usamos todas nuestras habilidades para que nuestro café pueda desarrollar su potencial paso a paso desde el arbusto hasta el grano tostado. Para la producción de un café de especialidad, se necesita similar experiencia al igual que para la  la elaboración de un buen vino, y eso comienza desde el campo.

​​

Nos dedicamos al cultivo de cafés especiales a la sombra de grandes árboles en la selva montañosa de Perú. Los suelos forestales ricos en humus proporcionan a los arbustos de café nutrientes importantes y el ecosistema adecuado que nos permite prescindir completamente de fertilizantes y pesticidas. En combinación con una altura de 1600 a 2200 metros sobre el nivel del mar, estas son las condiciones ideales para la producción de un café de origen con identidad propia.

El gran trabajo comienza con la cosecha: las cerezas de café maduran irregularmente en los arbustos y los frutos maduros deben ser recogidos a mano cada pocos días. Entonces nuestro café se procesa "húmedo", luego los granos se liberan de la pulpa poco después de la cosecha y se fermentan durante la noche; al día siguiente, se lavan, se clasifican y se colocan en una especie de tienda de campaña (Secadores Solares) para que se sequen; el procesamiento en húmedo necesita mucha experiencia, ya que cualquier error afecta el sabor del café; los granos secos son liberados de la piel de pergamino en una planta de proceso y después de otra ronda de clasificación, el café verde está listo para tostar.

AGRO FORESTAL

Como productores nos enfocamos consciente-mente en la calidad en lugar de aumentar la producción; además, nuestros campos agro-forestales son ideales: Los árboles grandes proporcionan la sombra necesaria, que las variedades aromáticas de café necesitan para prosperar, algunos de estos árboles son talados para la producción de madera y; por lo tanto, nos permiten ahorrar en materiales para la construcción de infraestructura para el cultivo del café. 

Además, procuramos en todo tiempo criar animales menores como gallinas, patos, pavos y cuyes; así también, cultivamos yucas, plátanos y frutas procurando ser auto-sostenibles con respecto a nuestra alimentación.

La abundante y variada vegetación atraen numerosas aves, mamíferos e insectos. A su vez, esta biodiversidad contribuye a la calidad del suelo, la tierra es negra y suave.

Gracias a este ecosistema que funciona, podemos prescindir de fertilizantes y pesticidas químicos; todos ellos se construyen de acuerdo con las pautas ecológicas; utilizamos principalmente el desperdicio de la producción de café como fertilizante: la pulpa compostada de las cerezas de café y el llamado agua miel, un producto de desecho que se produce al lavar el café; si faltan algunos nutrientes, entonces se complementa con excrementos de pájaros y viruta de madera.

Se le da especial importancia a esta agricultura amigable en su entorno geográfico, por que nuestros campos de producción están al borde de la reserva de biosfera de UNESCO "El Gran Pajaten". Cubre 2,5 millones de hectáreas en el bosque montañoso de los Andes peruanos. Se caracteriza por una biodiversidad increíble. 

Es por eso que la alta calidad del café no es un fin en sí mismo; más bien, es el resultado del cultivo sostenible, que debería seguir siendo atractivo para las generaciones futuras.

 

Esto solo es posible si los productores somos remunerados por nuestro arduo trabajo, al centrarnos en la calidad en lugar de en la cantidad, también queremos ayudar a que  los alimentos exóticos y las personas que los cultivan sean apreciados nuevamente.